5.3.08

Vinarós: un pueblo, un puerto

Como se puede ver en la foto aquí todo se junta: el pueblo, la montaña, el puerto y el Mar Mediterraneo. Este pueblo puerto es donde generalmente hacemos nuestras incursiones de días libres, situado a 50 km del hotel propone un centro comercial, pequeñas calles todas enredadas, mini rotondas con mini árboles en el medio y autos sin ningún tipo de sentido.

El puerto de Vinarós no se destaca por grandes edificaciones ni grandes barcos de última tecnología descargando toneladas de productos, pero sí se destaca por su tranquilidad y todas las pequeñas historias que ocurren a su alrededor. A las 6 de la mañana parten una veintena de pequeñas barcazas internándose en el Mediterraneo para regresar alrededor de las 5 de la tarde.

Con el sol escondiéndose en el horizonte los pesqueros repletos de frutos de mar y acechados por las gaviotas hambrientas de presas fáciles descansan hasta el próximo amanecer completando así un espectáculo único.
Ah! nos olvidábamos. Si nos acordamos de las gaviotas no podíamos dejar de nombrar a los gatos que los hay en todos los rincones de este pequeño puerto, debajo de cada piedra, cerca del agua y junto a los pesqueros que de cuando en cuando les dan de comer.

1 comentario:

hugo dijo...

Esos gatos están esperando a algún pez bolador